Mercados

1 Sep

Uno de los encantos de Marruecos es sumergirse en sus medinas (en árabe, ciudad). Este verano he tenido ocasión de conocer la de Rabat y la de Fez, ésta última con la imprescindible ayuda de un guía nativo: sus calles conforman un laberinto de comercios que impresiona al visitante por mucho que antes haya leído que la de Fez es la mayor extensión urbana sin coches del mundo. Hablamos de Marruecos, atenazado por un monarca que es también el mayor empresario del país (algo parecido a Berlusconi en Italia), donde más de la mitad de la población es analfabeta…

Y, sin embargo, se aprecia rápidamente el intento de las autoridades locales por facilitar que el turista se adentre en un viaje en el tiempo de varios siglos. La experiencia resulta apasionante: la medina es el lugar del encuentro, del intercambio, y uno ve, saborea, siente la esencia de Marruecos. Algo sorprendente teniendo en cuenta la capacidad destructora del hombre, a lo que se une una confusión falaz entre urbanismo y pelotazo: ahora hablo también de España, unos cuantos kilómetros al norte del reino alauita.

3842072499_d3fa992ec9_b

Interior del Mercado de San Miguel

Semanas después visité por primera vez el recientemente remodelado Mercado de San Miguel, en el centro de Madrid. Se trata de un proyecto que combina tradición y vanguardia gracias al dinero privado y público. Un acierto: degustación y tapeo; productos artesanales y delicatessen; la señora del barrio con su compra del día y el turista que está de paso. Un proyecto inteligente, integrado en el entorno, respetuoso con los casi cien años de historia del edificio original, y que ofrece un punto diferencial con respecto a las comodidades de las grandes superficies comerciales.

Los mercados son el punto de encuentro con la memoria, son vitales para la construcción de la ciudadanía, no digamos ya para la economía. De ahí que muchos puestos tradicionales se estén transformando en espacios gourmet. Pero en Lora parece que se tiene una opinión diferente: los comerciantes de la céntrica Plaza de Abastos vienen denunciado en los medios de comunicación las deficiencias de las instalaciones municipales, donde conviven con las goteras en invierno y los robos puntuales el resto del año. Dicen que ya no saben qué hacer para que el Ayuntamiento atienda sus reivindicaciones. No sé si funcionaría que organizaran un viaje con los munícipes para ver otros proyectos de rehabilitación urbana levantados alrededor de un mercado. Tendrían donde elegir.

[vasos comunicantes: artículo publicado en La Radio de papel]

Anuncios

Una respuesta to “Mercados”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Mercados : Sysmaya - 6 septiembre 2009

    […] – 01/Septiembre/2009 18:47:51 01Septiembre 1HITS Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya Uno de los encantos de Marruecos es sumergirse en sus medinas (en árabe, ciudad). Este […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: