Así en la escuela como en el bar

18 Sep

Con septiembre comienza el curso, y este año nos trae la vuelta de dos debates tan apasionantes como irresolutos: propiciar un pacto por la Educación y prohibir fumar en todos los espacios públicos cerrados. Ambas cosas en España, un país que parece ser esquivo a las grandes hazañas colectivas de antaño. Con esto no me refiero a la machacona idea de Ruiz Gallardón de que Madrid sea sede olímpica en 2016 (en fin, que haya suerte el 2 de cotubre).

Mejorar los índices educativos y la salud pública son retos que necesitan de la implicación decidida de la política. Desde luego no será una tarea fácil. Un ejemplo: la ministra Trinidad Jiménez da un paso al frente y declara en El Mundo (ojo: todo empezó con una entrevista, pero la política es el arte de lo posible, de lo realizable, así que veremos en qué quedan esas declaraciones de intenciones) que está decidida a prohibir fumar en espacios públicos cerrados tales como bares o restaurantes. En definitiva, a seguir los pasos de países tan poco civilizados como Reino Unido, Francia, Italia, Portugal o ciudades tan rancias como Nueva York.

Maldición, claman los defensores de la tolerancia, otra vez el Gobierno con su manía persecutoria. Uno que de esto último sabe algo, Mariano Rajoy, suelta su habitual chascarrillo: “Al final, el que fume se va a tener que ir al Océano Atlántico” (cierto que ahora está de acuerdo con una ley antitabaco que, en un principio, el PP criticó; de igual forma que está en contra de la extensión de la ayuda de 420 euros a los parados o de la aplicación del Plan E… aunque luego ordena a su grupo parlamentario que vote a favor).

Esto conecta directamente con la opinión generalizada de que las cosas guardan una explicación, que si algo es así lo es porque siempre fue así: la gente está acostumbrada a fumar en los bares de la misma forma que está acostumbrada a los símbolos religiosos en los actos públicos (¡no al resurgir laicista!), o a una ley del aborto a todas luces porosa (¡no a la reforma!), o unas normas de circulación vial asociadas a una sangría de muertos en carreteras (¡no al carné por puntos y al afán recaudatorio!)… y allá tienen a Obama empeñado en que el sistema sanitario público de EEUU sea digno de la primera potencia mundial (¡no al socialismo, no al intervencionismo del Estado!).

De aquí pasamos a la crítica desaforada una vez que las resistencias logran frenar este tipo de iniciativas: es que los políticos no hacen nada. ¿Nada? En materia de educación, desde luego, la tradición española es que a Gobierno nuevo, ley educativa nueva. Tan tradicional como el fumeteo en los bares. Después de las vacaciones, el ministro Gabilondo ha vuelto a la carga con lo del pacto por la Educación. Así que echa a andar un nuevo intento seguido de fotos, seguidas de declaraciones de intenciones, seguidas de reproches cruzados para ver cuál de los dos partidos mayoritarios hizo más por las futuras generaciones, seguidos de la distribución de ordenadores, seguidos de iniciativas para reforzar la autoridad del profesor…

Dos apuntes para la reflexión: sobre los ordenadores y la llamada Escuela 2.0, este post de Juan Varela; y sobre la necesaria autoridad del profesor, este otro post de Arcadi Espada. Leyéndolos se adivina el difícil equilibrio entre una escuela abierta a las nuevas tecnologías y a la colaboración entre alumno y profesor, ambos necesitados de una completa “alfabetización digital” y, de otro lado, una recuperación del reconocimiento de la labor del maestro, convertido últimamente en un “guiñapo social”.

Dije equilibrio; más bien sería consenso: he aquí el pacto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: