¿Y qué pensará el toro?

5 Mar

Lo tienen crudo los taurinos: justo es reconocer que a la Fiesta no le faltan flancos por donde ser atacada, pero es que los defensores de la tauromaquia prefieren mirar hacia afuera (¡nos atacan!) para no ver que los verdaderos enemigos lo tienen a esta parte de sus trincheras. ¿Qué no? Sirva este artículo de Antonio Lorca para resumir los fantasmas que habitan entre ganaderos, toreros y empresarios.

El uso de la tercera persona del plural (“lo tienen crudo…”) puede deberse, no me escondo, a mi distanciamiento  con aquello que puede ser prohibido en Cataluña, en cumplimiento de una iniciativa popular. Porque yo habré ido tres o cuatro veces a una plaza de toros y no habré visto por televisión más de una docena de corridas, pero crecí sabiendo que convenía respetar los terrenos del toro cuando mi abuelo nos llevaba a la sierra; también atendía a la cátedra del buen gusto de un señor que conocíamos por ser el del Taurino; por no hablar de aquellas tardes de gloria narradas con detalle por mis tíos o los comentarios afilados de la chacha Pastora, algo distantes para mí, aunque asimilidados a fuego por mi hermano, beneficiario de esa sabiduría popular.

Se podrá aún dudar de la valía de estas enseñanzas, y no quedaría otra cosa que respetar esta observación. Lo ha escrito recientemente Fernando Savater: ¡Son tan variados los criterios del gusto y el disgusto! Lo que unos ponderan como expresión del más elevado interés artístico otros lo tienen por una mamarrachada que puede pintar cualquier niño de siete años.

Además, a mi favor está que llegué a tiempo para disfrutar de la lectura detenida de las crónicas taurinas de Joaquín Vidal en El País. Está también esa foto, que no recuerdo cuándo vi por primera vez, con el cronista en el tendido de Las Ventas, a resguardo de la lluvia de aquella manera, pero siempre atendiendo a lo que ocurriera en el coso. Atendiendo para, luego, saber contarlo.

Fíjate que Federico Jiménez Losantos, alguien que no pasará jamás por ser sospechoso de amor hacia este periódico, escribió en la despedida de Joaquín Vidal un artículo que reconocía su valía. Aquí se rememora el esfuerzo que se llevó a cabo para sacar a la Fiesta del ostracismo, algo parecido a lo que ocurrió con la copla y habría ocurrido, si no hubiera existido Camarón, con el flamenco.

Fue en los años de la Transición, cuando un grupo de intelectuales y periodistas de la izquierda antigua o seminueva –Dragó, Pradera, Aguilar, Diego Bardón, Barquerito, Abella, Amorós, Manolo Arroyo, Ullán, Savater y otros, bergaminianos o no– se empeñaron en redorar el prestigio de la Fiesta y borrar el estigma que la identificaba con el régimen franquista; naturalmente en los medios progres que podían y debían hacerlo: El País y Diario 16. Recuerdo el placer con el que allá por 1980 leía en Barcelona a Joaquín Vidal. Eran los primeros y mejores años del que, por entonces, era también mi periódico, donde empecé a publicar. Por cierto que era una de las cosas que la izquierda catalana le echaba en cara a El País: que tuviera página de toros. Y se equivocaban: lo que tenía era la página de Joaquín Vidal.

Una prosa de pasamanería, la de Joaquín Vidal, que se puede disfrutar porque tenemos al alcance de la mano los archivos con sus artículos y los de tantos que llevaron los toros al papel. Así que es fácil recordar cuánto empeño puso Joaquín en descifrar los misterios que rodean a la tauromaquia, en narrar hasta donde se puede narrar, pero sabiendo que en el centro del ruedo está la esencia de la Fiesta, es decir esos toritos buenos. (Por cierto, la chacha Pastora suele cambiar el pellizco del “olé” por el “¡vaya toro, niño!”, supongo que una señal de distinción de los buenos aficionados).

Pero seguimos sin saber qué piensa el toro de toda esta controversia. Habrá que prestarle más y mejor atención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: