Mito vivo

26 Abr

Hablaba ayer de ritos que nos están vetados, de su secretismo, de su misterio. Se entiende que se quiera mirar más y mejor aquello que resulta incomprensible. Esto es lo que ocurre con José Tomás:  mayor atención cuanto mayor es su secreto, su misterio.

Tenía que ocurrir en México, la otra patria de este mito vivo. Capaz de dejar en un segundo plano al Estatut, a Garzón y al fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: