Nuestro buenos días

9 Jun

[Publicado en La RADIO de papel, junio]

Había en Lora un bar pequeñito, frente por frente a la mítica taberna de Pepe el del Toro, regentado por un señor al que todos los días saludábamos los chavales de camino al colegio o de regreso a nuestras casas. Normalmente, dábamos nuestro buenos días al unísono y él respondía, desde la barra, de una sola vez. Otras veces, volviendo la esquina de la callejilla de Dolores Montalbo para encarar la Roda Abajo, nos colocábamos estratégicamente en fila, uno detrás de otro y, al pasar por la puerta, Jesús formulaba el saludo: “¡Viva el Sevilla!”, y este señor respondía enérgicamente “¡Viva!”; y luego pasaba Emilio, “¡Viva el Sevilla!”, y él, otra vez, “¡Viva!”… y así hasta que desfilábamos todos por delante del bar. En alguna ocasión, recuerdo, sorprendí a algunos de los mayores que caminaba por la acera conmigo y, extrañado por el arrebato de sevillismo, me apercibió con un “niño, ¿pero qué haces?”, antes de sonreír ligeramente, al igual que la clientela del bar.

De aquella época son nuestros mayores sinsabores con ese Sevilla al que tantos vivas dedicamos de niños. Tantos domingos en los que nos plantábamos en el Gol Norte del Ramón Sánchez Pizjuán: primero, levántate temprano para terminar las tareas del colegio y, también pronto, comer sin muchas ganas, con las mariposas en el estómago; luego, el agobio de no encontrar aparcamiento en los aledaños del estadio, la carrera para subir a toda prisa las escaleras de cemento, ya con el ruido de fondo de los primeros compases del partido; y apretarse en la fila para que entráramos todos, gracias a que mi tío Antonio o a que Miguel nos guardaba el sitio a mi padre, a mi hermano, a Emilio y a mí. Y, con suerte, un gol tempranero de Súker. La parada en el bar Flamingo y el alegrón que no impedía que, al final de la temporada, termináramos cantando aquello de “otro año igual, otro año igual”.

Me acuerdo muy bien de que, en el coche, con la radio encendida y de regreso a Lora, seguíamos cantando. Pasara lo que pasara, mi hermano y Emilio eran los más adeptos al Sevilla. Éste último, los días que perdíamos solía pedir que se bajara la radio, y preguntaba a mi padre: “¿Qué pasa, Luis, que hoy no cantamos?”. En realidad no era una pregunta. Se trataba de una interpelación para que iniciáramos esos cánticos que nos sabíamos todos. Y arrancaba Emilio: “Ahora más que nunca, Sevilla Fútbol Club; ahora más que nunca…”. Una vez, a la vuelta de una derrota especialmente dolorosa por ser ante el otro equipo de la ciudad, pude ver a Emilio en el zaguán de su casa liberando la rabia contenida, quizás por la presencia hasta entonces de adultos: se puso a dar golpes contra la pared con su bufanda; sí, sí, a bufandazo contra el azulejo. Creía que nadie le veía ya.

Sabido es que la felicidad es mayor cuando es compartida y que la etapa más determinante es la infancia.

De ahí  es de donde vienen, pese a tantos sinsabores, esos felices recuerdos que hoy, desde Madrid, pueden proyectarse en el éxito de nuestro equipo, redoblando nuestra alegría. ¿Quién nos lo iba a decir entonces?

Anuncios

3 comentarios to “Nuestro buenos días”

  1. Jesús Gutiérrez 12 junio 2010 a 12:07 #

    LOS PELOS DE PUNTA RECORDAR EL GRAN SALUDO KE LE DABAMOS AL SEÑOR TORRES, EN VEZ DE DARLE EL BUENOS DIAS O BUENAS TARDES.

    • Luis M. Carrasco Navarro 12 junio 2010 a 13:21 #

      Cierto, Jesús, aquel bar era para nosotros como una aduana… Un abrazo!!

  2. Luis M. Carrasco Blanco [comentado en Facebook] 10 junio 2010 a 11:35 #

    El bar pequeñito era la cervecería del Torres (hoy cerrado por jubilación); un lugar ideal para la caña y el filetito de cerdo, antes de que se pusieran de moda los montaítos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: