Retractarse

2 Dic

[Publicado en La RADIO de papel, diciembre]

Es tan poco frecuente que alguien se retracte, que reconozca un error renunciando a engrandecer aún más la bola del malentendido, que quiero dejar constancia de lo que fue para mí una grata sorpresa: la Plataforma Pro-Paso a Nivel en la Antigua Hytasa había acusado al Ayuntamiento de Lora de coaccionar la grabación de un programa de TVE en el Día de Todos los Santos, supuestamente para impedir que se viera a los vecinos reivindicar un nuevo acceso a la altura del cementerio municipal. Días después, emitieron otro comunicado en el que se “retractaban”, en especial por “las aseveraciones de comportamientos antidemocráticos vertidas contra el actual alcalde”. No se trata, a mi juicio, de celebrar o magnificar la equivocación, sino de aplaudir el gesto civilizador de esta plataforma vecinal por lo que supone de respetuoso hacia sus conciudadanos y, en última instancia, hacia las instituciones. No conozco personalmente a nadie de dicha plataforma, pero su reivindicación se ha ganado aún más mi atención y mi solidaridad (supongo que algo así debe de pensar el equipo de ese programa de TVE).

Porque lo frecuente es dejar el pie en el acelerador y alentar una carrera alocada hacia la nada del y tú más. Discusiones artificiales que agonizan irremediablemente en vía muerta. Peor aún: lo frecuente es recurrir antes o después a las descalificaciones personales gratuitas y de mal gusto, prendiendo la llama del envilecimiento social. Puede que sea un mal de lectura, pero observo que desde los entornos de los partidos políticos de Lora gana adeptos la práctica del enconamiento personal, siendo Internet un gran aliado. He leído párrafos enteros en los que se encadenaban los adjetivos descalificativos, insultantes, en contra del político, y referencias impregnadas de malicia por el aspecto físico o las creencias religiosas de tal o cual gobernante local, supongo que calentando el terreno para que, si el que firma los desagravios ejerce el poder algún día, le estén esperando los otros a la vuelta de la esquina. También he leído con relativo pasmo reprobaciones contra algún gobernante dejando entrever que éste no quiere mucho a Lora e incluso que no merece gobernarnos por haber nacido lejos de esta villa, concretamente a 30 kilómetros. Relativo pasmo, decía, porque son argumentos ya oídos, parecidos a los que utilizan algunos para cargar contra un político que les disputa su espacio político, por ejemplo en Cataluña, habiendo cometido el pecado de nacer en Córdoba (otros elevan la exigencia, y dudan de que alguien apellidado López pueda gobernar su País Vasco). Mal nos irá si seguimos imitando el estilo faltón de los que manejan la política con ocurrencias del tipo “en Andalucía no paga impuestos ni Dios”. Aunque, obviamente, esto no anule la crítica razonada, ya sea por una desdibujada política al frente del tripartito catalán o por una constante pasividad ante las reivindicaciones vecinales de los loreños, con el asunto del paso a nivel o con el de la defensa de una mejor cobertura sanitaria. Pero nada justifica que los aficionados al oprobio se empeñen en confundir la crítica con la infamia. Y menos cuando la crítica es tan merecida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: