Todo a broma

2 May

[Publicado en La RADIO de papel, mayo]

Al final de Vida y destino, en el que creo que es el capítulo nuclear de esta novela, el físico Shtrum se enfrenta a sus contradicciones en un monólogo interior en el que tiene que decidir si firma una carta de apoyo a la decisión de la Unión Soviética, recién victoriosa frente a la Alemania nazi, de purgar a dos compañeros médicos. Ahora que parecía que la vida le volvía a sonreír, Shtrum debe demostrar su fe ciega a Stalin. ¿Me mantengo fiel a mis principios o secundo la caza de brujas de mis amigos? “Hay afortunados”, dice Vasili Grossman por boca de este científico, “que saben tomárselo todo a broma”.   

En un célebre artículo titulado “Andalucía obligatoria” (La huerta del edén. Escritos y diatribas sobre Andalucía, Ollero y Ramos Editores, 1996), el académico de la Lengua Antonio Muñoz Molina advertía a principios de la década de los 90 del peligro que conlleva que los ciudadanos, imbuidos en una fiesta perenne, confundan la justa recompensa del descanso con un estado de efervescencia juerguista más próximo a eso que decía Grossman de tomárselo todo a broma. Hay andaluces, además, que proponen una absurda competición en la capacidad para vivir en una promesa de fiesta infinita, confrontando la Semana Santa de Málaga con la de Sevilla, el Carnaval de Cádiz con la Feria de Abril o las Cruces de Mayo de Córdoba y de Granada con el Rocío. Es decir, “la fiebre irracional e intimidatoria por todas las fiestas y tradiciones posibles”, según Muñoz Molina, “la vanagloria inepta de los localismos más agresivos y cerrados, la feria eterna, la romería y la procesión eternas, programadas por la autoridad, alentadas por la radio y la televisión públicas, convertidas en una especie de narcótico brutal o en un inmenso decorado que oculta la triste obstinación de las cosas reales”.

El lunes que seguía al Domingo de Resurrección, en el reencuentro con la rutina laboral en Madrid, empezaron a desfilar en los informativos de la televisión la continuación o, en su defecto, los preparativos de mayor gloria festivalera en Extremadura, Galicia, Valencia, Cataluña, País Vasco y así hasta llegar a Andalucía, claro. Quizás sea el último rastro de solidaridad interterritorial en España, aun a riesgo de que desde fuera tanto jolgorio sea visto como una muestra de desdén por el trabajo en un país que no destaca precisamente por productividad. Una festividad que, vista así, podría descubrirse como un falseamiento de la realidad, y sobre la que conviene detenerse ahora que los loreños nos disponemos a divertir el cuerpo en nuestra Feria, seguro que como recompensa al trabajo bien hecho en los trescientos sesenta y tantos días precedentes. ¿Que me estoy contradiciendo? Puede que todo se resuma en la búsqueda de una explicación satisfactoria para que, como le ocurre al físico Shtrum en Vida y destino, aprendamos a convivir con nuestras contradicciones, y que éstas no sean tan dolientes.

*****

12.55 horas, actualización para este blog:

El día que nos enteramos de que las fuerzas armadas de Estados Unidos han asesinado a Osama Bin Laden, los partidos políticos españoles (y con ellos, muchos) evidencian sus contradicciones. Hablan de que se ha hecho justicia y celebran que triunfen “las armas de los demócratas y el Estado de Derecho”. Argumentos que se esgrimen igualmente para el asesinato de este terrorista instigador del 11-S que para impedir que concurran a las elecciones unas listas sospechosas de formar parte del entramado de ETA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: