La calle para quien la merece

27 May

Los sevillanos pueden irse con absoluta tranquilidad de vacaciones: el alcalde Zoido estrenará su cargo descabalgando a Pilar Bardem, actriz nacida en Sevilla pero por casualidad, sin poner nada de su parte, de la calle que le había regalado aquel gobierno local de infausto recuerdo. Aplauso unánime. Sevilla puede perdonar cualquier cosa, pero jamás que se ponga en duda su buen gusto y su rectitud en las formas. No consiente la mamarrachada: Bardem se borrará del nomenclátor con la prontitud con la que, según leo en la prensa local, se eliminarán los tres o cuatro elementos del mobiliario urbano, algún banco y alguna farola, que afean la vista del sevillano. Lo urgente siempre es lo primero. 

A la espera de que la auditoría disponga el estado de las cuentas públicas, asunto, éste sí, de la máxima prioridad, algún articulista faltón de la ciudad podrá escribir sobre la reconquista de esa “estética tradicional” que es la esencia misma de Sevilla. ¿De qué si no se hablará en la barra del bar? Si fue obsceno lo que se gastó mi predecesor en embellecer la ciudad, y así se denunció entonces, sería imperdonable que yo, con toda la legitimidad de mi mayoría absoluta, no diera prueba de mi capacidad como gestor para empezar por donde más le duele al sevillano: por la vista.

Qué pasa, cada uno empieza por donde quiere, aunque se proyecte la imagen, de todo punto falsa, de que la gestión a izquierda o derecha de un Ayuntamiento se refleja en cuestiones tan variopintas como asignar una calle a según qué personalidad o, como ya se ha dicho, elegir tal o cual farola que no desentone en la belleza sin igual de la ciudad.

Sabido es que hubo un presidente del Gobierno que lo primero que hizo fue reconocer que hablaba catalán en la intimidad y luego vino otro que no tardó ni media tarde en replegar a las tropas de un país sobre el que pesaba la sospecha de albergar armas de destrucción masiva. El alcalde reelegido de la capital de España, por no salirnos del municipalismo, también ha dicho ya en qué concentrará sus esfuerzos. Para tranquilidad de los madrileños, ha prometido la creación de miles de puestos de trabajo. No ha explicado todavía en qué competencias se basará para poner en marcha su generosidad ocupacional y, ya puestos, por qué no da traslado de esa receta a los gobiernos locales y autonómicos gobernados por su partido, es decir, a la práctica totalidad de la geografía española desde el pasado 22 de mayo.

Pero Sevilla es punto y aparte. Algún resentido dirá que se sigue la senda de gobiernos anteriores, tan concetrados aquellos y estos en las apariencias y en los asuntos más frívolos. Ya ven, gente empeñada en defender, sin que les asista la razón, que todos los políticos necesitan llegar al poder para imitarse, porque “psoe-pp, la misma mierda es” y “no nos representan”, según los cánticos de moda de algunos antisistemas y perroflautas peligrosísimos y, lo que es peor, poco decorativos.

Sevilla, ciudad generosa y tolerante, no puede descuidar su estética. Atrás quedan esas decisiones tomadas entre mariscada y mariscada con cargo al erario público. El mensaje es diáfano: la acción del gobierno legitimado por una mayoría absoluta se demuestra en su promesa de gobernar para todos y en dar respuesta a los problemas de los ciudadanos. Llegados a este punto, no hay asunto más trascendental para el porvenir de los sevillanos que rotular y seguir embelleciendo sus calles.

Sevilla siempre ha sido vanguardista. Ahora adapta aquella añeja reivindicación de la tierra para quien la trabaje, quedando de la siguiente forma: la calle es para quien la merece. Corregido el desatino del equipo de gobierno anterior, que no desfalleció en su empeño de merecer una derrota electoral, esta corporación demuestra que cumplirá su promesa electoral de priorizar en sus decisiones. Menudo alivio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: