El que tiene boca

7 Sep

Que un político, en España, reconozca que se ha equivocado y que, en consonancia con lo anterior, pida públicamente disculpas debería ser elevado de inmediato a la categoría de noticia de alcance. Ya que no le podemos dar un premio por aquello de los malos tiempos para el gasto público, al menos démosle un accésit a modo de agradecimiento. Nuestras gracias, pues, a Esperanza Aguirre. 

Gracias, presidenta, por enmendarte en la falacia de justificar los recortes en la educación en base a la supuesta y malévola idea de que el profesor trabaja menos que cualquier funcionario público; un error que, después de usted, mantuvieron unos días destacadas figuras de su partido como su consejera Lucía Figar o  Ana Botella y tertulianos y columnistas de diferentes terminaciones mediáticas. Descansen, ya no hace falta fingir: con ese “quien tiene boca se equivoca“, Esperanza Aguirre ha aliviado a sus acólitos de tener que sostener en el tiempo una patraña.

El equívoco sobre los profesores, a pesar de las disculpas, choca frontalmente con el anuncio del partido que gobierna ya autonómicamente España y que, quién lo duda, hará lo propio a partir de noviembre desde el centro de operaciones de La Moncloa. Es el mismo partido que ahora confunde las horas lectivas con las horas de trabajo (efectivamente, un argumento tan pueril como sostener que un bombero sólo trabaja las tres horas que interviene, manguera en mano, en la extinción de un fuego) el que antes del verano decía que su proyecto educativo para España partía de la base de devolver la autoridad al profesor. Ejemplos de cómo de serio nos debemos tomar los ciudadanos la palabra del presidente… ¡o de la presidenta!

Cierto que enfrente tienen a un partido que, a fuerza de equivocaciones y desmentidos, puede acabar espantando hasta el votante más fiel. Hace unos días yo mismo me acosté con el ministro Jáuregui declarando en una radio que el Gobierno de esta nuestra nación no tenía encima de la mesa subir los impuestos a las rentas más altas y me levanté con el mismo ministro en otra radio diciendo justamente lo contrario: claro que se estaban planteando subir los impuestos a los ricos. Entra la noche y la mañana en la que habló Jáuregui no habían pasado 15 años. Tampoco me había vuelto yo loco. No es más ni menos que la palabra de este Gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: