Campo magnético

1 Dic
[Publicado en La RADIO de papel, diciembre]
¿Por qué envueltos en sus propios campos magnéticos los partidos políticos, y con ellos una parte de la sociedad (la buena noticia es que poco a poco va aumentando la disidencia), se resisten a replantear sus objetivos y mensajes? Aunque la costumbre apacigüe la sorpresa, resulta desesperanzador volver a ver las reacciones de los partidos una vez pasadas las elecciones generales del 20 de noviembre. Me refiero al PSOE de Lora, por ejemplo, cuya nota de prensa postelectoral terminaba con un párrafo ciertamente farragoso que incluía el siguiente axioma: “Lora del Río lo tiene claro, es de izquierdas y claramente socialista”. Quizás no era la intención, pero las interpretaciones que se pueden deducir de una frase que parece escrita en mármol, como si se tratara de un designio (“… lo tiene claro… claramente….”) por el que los bebés quedan marcados de nacimiento, es como mínimo improcedente en el contexto de un partido amplia y sucesivamente castigado en las urnas, algo lógico y merecido después de que el Gobierno de Zapatero diera repetidas pruebas de falta de densidad política y pasara de prometer sin conocimiento a quitar sin justicia. Probablemente esa frase se deba a la mala costumbre de equiparar al conjunto de la sociedad con tus seguidores más acérrimos, los “yo soy del soe o del pepé hasta la muerte”. El caso es que el Partido Popular loreño deslizó en su perfil público de Facebook otra idea un tanto controvertida:  “De 35 puntos que nos sacaban en 2008 lo hemos reducido a 11”, escribían los populares, “nos queda el último tirón, en marzo y en Andalucía trabajaremos para derrotar al PSOE en Lora”. Seguramente no quisieran, pero la legítima confrontación podría desvirtuar este tipo de planteamientos, motivando la sospecha de que “todos son iguales”  porque sólo buscan el “quítate tú para ponerme yo”. O después de ese “trabajaremos para derrotar al PSOE”, ¿no sería normal preguntarles, perdonen ustedes, pero no habíamos quedado que a quien hay que derrotar es al paro y a la falta de credibilidad del anterior gobierno, castigado en las urnas por equivocar sus objetivos?
Nadie cuestiona que la política requiere del enfrentamiento entre partidos. Lo ilógico es que se olvide que la auténtica contienda electoral no la libran los partidos entre sí mismos sino cada partido con los ciudadanos. Esos ciudadanos críticos, a salvo de los campos magnéticos y del seguidismo más facilón, que se preguntan hasta qué punto son creíbles y coherentes los señores y las señoras que tanto empeño ponen en reclamarles sus votos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: