El acabose

31 Dic

A veces la actualidad se revela con una transparencia cristalina, despejando cualquier duda de estas horas tan confusas en un mundo cada vez más complejo. Las últimas horas de 2011 nos ofrecen unos datos para que cualquiera de nosotros los pueda enfrentar y comparar. No hace falta entender el mecanismo por el que se dispara la prima de riesgo, qué factores determinan la subida del euribor o cómo es posible que determinados políticos sean año tras año agraciados con el Gordo de la Navidad. No hace falta nada eso. Simplemente asómense a los datos del último consejo de ministros del año, en el que se ha dado cuerpo a otro tijeretazo que afecta de lleno a las clases medias. Y ahora compárenlo con las cifras, en millones de euros, que han declarado haber ganado los directivos de nuestros preciados bancos (algunos incluso se han negado a facilitar el dato exigido por el Banco de España), esos que han necesitado de la inyección de dinero público para evitar el derrumbe del sistema en el que siguen siendo juez y parte ya que, según amenazan, sería algo así como adentrarnos en el Apocalipsis. El acabose.  

Ya sé que hay cosas que escapan del entendimiento de cualquier ciudadano y que si son como son, dicen los “expertos”, es porque no pueden ser de otra forma. Porque viene el coco, el diluvio universal… Pero es inevitable que nos hagamos algunas preguntas: ¿Por qué el Banco Central Europeo presta dinero al 1% de interés a los bancos privados para que estos a su vez (digámoslo así) puedan seguir haciendo sus negocios a base de prestar ese mismo dinero pero con un interés más elevado? ¿Por qué no se distribuye directamente a través de los Estados, sin esos intermediarios que aumentan el coste del dinero para mantener sus ganancias y los sueldos de sus directivos? Hay otros “expertos” que calculan que si el Banco Central Europeo prestara al 1% a España, este país se ahorraría 20.000 millones de euros. La misma cifra que la desprendida por el desvío del déficit al 8% y que ha justificado las medidas extraordinarias de este 30 de diciembre.

Pero lo que toca es hablar de recortes, de ajustes, de cómo afecta esto a mi bolsillo, de cuánto del tanto por ciento se lo encasquetan a los funcionarios o de cuánto otro a los sindicatos. También habrá quien se adentre en la profundidad de analizar si se trata de un déficit oculto achacable al Gobierno anterior o si se trata de un tijeretazo cuyo coste se solidariza entre los salarios de los trabajadores pero no (¡todavía no!) en medidas para combatir el fraude y la economía sumergida, el gasto superfluo en administraciones tipo diputaciones o con una subida fiscal para las rentas del capital o, concretamente, para las grandes fortunas.

Uno puede creer en contra de toda evidencia que la política está aquí para corregir el rumbo, igual que Zapatero creyó que la crisis se esfumaría si sustituía esta palabra por otras más esperanzadoras como brotes verdes. Igual que Rajoy, abonado a la fórmula de que más empleo era sinónimo de menos impuestos, juró una y mil veces ante cualquier micrófono que se le pusiera por delante que no subiría los impuestos porque esto sería un “disparate estratosférico“. Lo negó incluso en su discurso de investidura. Es todo tan mimético que hasta el recurso de la neolengua resulta repetitivo: si antes se hablaba de “desaceleración” y no de recesión ahora este Gobierno nos promete “un recargo temporal de la solidaridad” y no una subida del IRPF. Los españoles dormirán más tranquilos, deben pensar, hemos dicho solidaridad.

Y en esto se despide 2011.

Feliz año nuevo.

Anuncios

Una respuesta to “El acabose”

  1. Thomas Keat Carsuteldo 18 enero 2012 a 16:31 #

    Como ya escrib hace no mucho, tal vez un mes o as , últimamente todo trata sobre cosas que escapan a nuestro entendimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: