Tag Archives: Asia

Confusa la historia

1 Feb

La Historia determinará las consecuencias de la ola de protestas que recorre el mundo árabe. Es una de las ideas con las que la televisión France 24 titula el discurso de un analista que yo no conozco y que, en directo, comenta el comienzo de la manifestación en la plaza de Tahrir. El poder de los egipcios se mide en la calle, leo en otro momento en ese mismo canal, uno de los que ha conseguido retransmitir sobre la marcha lo que se presupone como “la jornada histórica del pueblo contra la tiranía de Hosni Mubarak”.

Sigue leyendo

Anuncios

Israel, Palestina y las matemáticas

7 Jun

El conflicto entre israelíes y palestinos, que se resume en hallar la fórmula  para que convivan dos pueblos en dos Estados diferenciados, puede encontrar una solución en las matemáticas. Aquí un inciso: que convivan dos pueblos en dos Estados diferenciados es la solución mayoritaria para la comunidad internacional, pese a que palestinos e israelíes, sobre todo los segundos (sólo hay que recordar el último episodio con la flotilla de ayuda humanitaria para Gaza), parecen empeñados en hacer saltar por los aires cualquier atisbo de mínimo avance. No vaya a ser que un día de estos, quién sabe si en este siglo, se ponga fin al negocio del miedo.

Pero estábamos con las matemáticas. Puro cálculo: En 2020 la población árabe-palestina sumará 4.8 millones frente a 5.6 millones de judeo-israelíes; en 2050 los palestinos sumarán 8.1 millones frente a 6.3 millones de judíos israelíes. Sigue leyendo

Hágase la luz en el mundo

16 Oct

Lo ha dicho el corresponsal Ramón Lobo: “La riqueza está donde brilla la luz eléctrica; la oscuridad, donde se esconde el petróleo, el gas y los minerales estratégicos. Mundo rico, mundo pobre”.

Y ha recurrido a este mapa del mundo, con sus luces y sus sombras.

riqueza en el mundo

Amén.

Trazabilidad: En pie de guerra

9 Sep

La palabra en cuestión no está registrada en la web de la Academia, pero sí en la Wikipedia. La trazabilidad es un protocolo para la seguridad alimentaria que permite “conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros”. Hace un año, Arcadi Espada revindicó que el periodismo asumiera este protocolo y hoy he encontrado un buen ejemplo.

Quizás no se haya caído en ello, pero este post en el blog Periodismo al Pil Pil sobre el ejemplo de Sergio Caro y David Beriain, ambos unidos al proyecto En pie de guerra, sirve como reivindicación de la trazabilidad. Decía Espada:

Trazabilidad, exactamente. El texto de la información y a su lado el blog describiendo el itinerario entre el hecho y la noticia. Debe hacerlo el periodismo y sólo puede hacerlo él. La trazabilidad permitiría, por ejemplo, que el lector llenase los vacíos de incertidumbre que ofrecen muchas informaciones, publicadas con cocción dudosa.

Sigue leyendo

El periódico antivirtual

21 Jun

Conocido es aquel lugar común que indica que el mundo cambiará para bien cuando África deje de ser el continente de lo que se conoce como Tercer Mundo, y aquí se incluye a las enseñanzas que los demás obtendremos de aquellos africanos que asocien su inteligencia a las nuevas tecnologías. El hombre que aparece en la foto se llama, según la revista XL Semanal de Abc, Alfred Sirleaf. Es noticia por esta razón:

Lo llaman el blogger de la pizarra y él se autodenomina managing editor de The Daily Talk, un periódico antivirtual; de hecho, nada es más real y material que su diario. Alfred Sirleaf, de 33 años, dice que es un cazador de noticias autodidacta que lee media docena de periódicos cada día y luego sintetiza lo más importante, lo escribe en la pizarra y lo cuelga diariamente frente a su cabaña de madera. No sólo eso, sino que lo actualiza varias veces al día. Cuelga un cartel de «últimas noticias» encima de la historia más reciente y ha reclutado un equipo de free-lance que le envían exclusivas vía SMS. Incluso ha diseñado un sistema de signos para que puedan enterarse de las noticias más importantes quienes no saben leer.

¡Lo que podría llegar a hacer Alfred Sirleaf con una conexión a internet! Precisamente hace unas semanas contaba John Carlin el proyecto lanzado por el periodista nigeriano Dele Olojede, Next. Destaco este párrafo:

Los periodistas en plantilla han recibido cursos intensivos en el uso de minivideocámaras y Blackberries y otros aparatos de última tecnología que agilizarán la transmisión de las noticias, sea al diario en papel, sea a la pantalla de un ordenador, o sean contenidos personalizados a un teléfono móvil. Agilidad, versatilidad, rapidez y minimización de costes son las claves del modelo de Next. “No tendremos 25 fotógrafos en plantilla, sino que dependeremos de colaboradores en todas partes”, explica Olojede. “La clave consiste en tener gente capacitada en la redacción y una extensa red de reporteros colaborando por todo el país, en África y en el resto del mundo. La calidad estará garantizada porque habrá una competencia feroz. Los mejores y los más fuertes sobrevivirán, y ganarán buen dinero con nosotros”.

Es preciso recordar esto cuando India (y cualquier persona que espera un futuro más justo) lamenta estos días el fallecimiento de Vicente Ferrer, ese ciudadano español que se empeñó en luchar contra la pobreza con una visión revolucionaria, también a ojos de los analistas financieros.

Mis primeras horas en Twitter

16 Jun

Llevo un par de días afinando mi perfil en Twitter (visible desde este blog). Reconozco que uno de los aspectos a los que más tiempo estoy dedicando es a la posibilidad de limitar o no quién puede leer lo que yo escribo en esta red social. Me inquieta que los 140 caracteres se supediten a la pregunta “¿qué estás haciendo ahora?”. “Y a ti qué te importa”, es la respuesta que tengo mimetizada para mí mismo. Ya sé, ya sé que no soy nada original, que esto de Twitter (como cualquier web 2.0) hace camino al andar, y que el usuario puede establecer sus propias reglas. En eso estoy; aunque por el momento sí veo muy interesante que Twitter haga de RSS, facilitando bastante el seguimiento y la interactuación con aquellos blogueros que sí merecen la pena ser leídos (un ejemplo), o que se distribuya con eficacia desde aquí los contenidos agregados (otro ejemplo).

Me temo que, en el fondo, todos tenemos interiorizado algo del espíritu SGAE. El sofware libre es algo así como un impulso rebelde propio del idealismo, pero que se cae por su propio peso cuando alguien intuye que puede ganar dinero gracias a las patentes y a los derechos de autor. Es el caso del último “héroe de las descargas libres“, un programador informático que ha terminado aceptando las leyes del mercado que un día desafió. Fue bonito mientras duró.

*****

Ya sabemos que la cosa anda revuelta en Irán, donde los ciudadanos acuden a internet para extender las protestas que son reprimidas en la calle por el régimen tras la dudosa reválida del presidente Ahmadineyad. Al parecer Twitter es el principal subterfugio contra la censura, esa vieja fórmula de salvaguardar los derechos de autor sobre la libertad de expresión. Ni que decir tiene dónde se están programando las mayores protestas. El llamamiento mundial es el siguiente:

Que quien use Twitter cambie su zona horaria a GMT +3.30 y la localización a Teherán para dificultar que las autoridades iraníes localicen a los disidentes que publican en el sitio web.