Tag Archives: Twitter

Pufos varios

24 Jul

Me pareció muy acertado un comentario leído en Twitter en el que alguien lamentaba que daba hasta un poco de vergüenza reconocer que estabas de vacaciones. Bien por solidaridad con la gente que está estos días protestando en la calle por la nueva ronda de recortes, bien por el simple hecho de estar de descanso, aunque sea merecido, y que, por tanto, tu nombre no forma parte (todavía) de la lista de desempleados. Hoy me han preguntado si no me cansaba de seguir pegado a la actualidad. Si no me saturaba tanta información. Desde luego, la actualidad, con la prima de riesgo desbocada y, sobre todo, con cientos de miles de personas afectadas gravemente, no la sigo para evadirme. Tampoco por diversión.  Sigue leyendo

Acentos

11 Jun

Este fin de semana, ante la inminente noticia del rescate de la banca española, volví a buscar y leer un artículo que me pareció revelador sobre la situación por la que atraviesa España. Se titula “No queremos volver a la España de los 50” y me parece  excelente por su argumento de fondo: Ortega y Gasset sigue teniendo razón, España es el problema y la solución, de haberla, tiene que ser de Europa.  Sigue leyendo

La mirada de Gorka Lejarcegi

13 Abr

Ya tenía por entonces la costumbre de buscar la firma de esas fotografías que veía publicadas en el periódico cuando, con motivo de la conmemoración del 20 o del 25 aniversario del diario, vi un documental en el que se retrataba la rutina de la redacción en un día cualquiera. Gorka Lejarcegi, el responsable de las fotos en las que detenía mi mirada de universitario (incluso antes), aparecía en ese vídeo promocional con la cámara colgada del hombro y un café en la mano, sonriente, en lo que parecía una pausa en su trabajo, aunque se dejaba ver fácilmente la disposición, siempre alerta, de cualquier fotógrafo que trabaja a expensas de la actualidad.   Sigue leyendo

Caraduras contra tontos

7 Abr

Los dos principales actores de la política española (al menos hasta ahora; veremos qué pasa mañana) coinciden en que el porvenir debe resolver la siguiente ecuación: trabajar más y ganar menos. Pero resulta que es tal el abismo que dista entre usted y yo a este lado y, del otro, la clase política, que uno y otro actor pueden reclamarnos menos aprehensión hacia el dinero y, a continuación, no disimular lo más mínimo a la hora de evitar cualquier enmienda en sus sueldos o en sus viajes. El último ejemplo es el de nuestros eurodiputados.

Sigue leyendo

Confusa la historia

1 Feb

La Historia determinará las consecuencias de la ola de protestas que recorre el mundo árabe. Es una de las ideas con las que la televisión France 24 titula el discurso de un analista que yo no conozco y que, en directo, comenta el comienzo de la manifestación en la plaza de Tahrir. El poder de los egipcios se mide en la calle, leo en otro momento en ese mismo canal, uno de los que ha conseguido retransmitir sobre la marcha lo que se presupone como “la jornada histórica del pueblo contra la tiranía de Hosni Mubarak”.

Sigue leyendo

Los toros: realidad y ficción

14 Sep

De La noche de los tiempos, una de las lecturas que más estoy disfrutando por su luminosidad, obligándome a subrayar las referencias a tantos personajes y situaciones que se me revelan con una autenticidad que casi podría acariciar,  entresaco muchas enseñanzas de lo que entiendo que es una visión privilegiada sobre lo que acontece. Me identifico tanto con la mirada que el protagonista de la novela, Ignacio Abel, proyecta sobre la España de los años 30 como con la del autor de este libro, Antonio Muñoz Molina, para mí un referente por su conciencia crítica, por su preferencia por quien “no reclama con aspavientos la atención sobre sí mismo”.

Nunca celebraré lo suficiente que Muñoz Molina nos facilite a sus lectores el acceso a sus textos gracias a una página web desde la que también se puede enlazar con su cuenta de Twitter.  No hay día que no busque la última actualización en sus Escrito en un instante; cada cierto tiempo, vuelvo a leer su autorretrato (he llegado a leerlo tres, cuatro veces un mismo día: terminaré por recitarlo de memoria, de seguir así), que completo con la mirada autocrítica sobre sus publicaciones. Así que no puedo ocultar la especial ilusión que me ha hecho que, desde este fin de semana, el escritor y la persona a la que tanto admiro (empecé a leerlo en la última página de El País Semanal, muchas de esas columnas las recorté y aún conservo, y también recuerdo con gusto alguna de sus “diatribas contra los absurdos de la política andaluza oficial”, recurriendo a sus propias palabras, “con sus fastos culturales suntuosos y vacuos”) me tenga también entre las personas a las que sigue a través de esta red social. Sigue leyendo

Agenda

10 Dic

[Artículo publicado en La Radio de papel, diciembre]

Un buen amigo, que fue mi jefe durante un par de años, comentó en una ocasión que una de las mejores fórmulas para evaluar el trabajo que alguien realiza en una oficina es rebuscar en su papelera: allí encontrarías pistas sobre sus anotaciones, borradores, lecturas. En realidad, este amigo hablaba de lo que hacía otro jefe en otro lugar (no recuerdo dónde), y lo que quería era criticar la cantidad ingente de papel que se desperdiciaba en nuestro quehacer diario. Bromeaba sobre lo primero, pero aquello sirvió para argumentar una charla de trabajo sobre la productividad o, lo que es lo mismo, sobre la eficacia de lo que hacíamos.

Bien se sabe que esto no es un tema menor: la productividad, o mejor dicho la ausencia de ésta, es el talón de Aquiles de la sociedad española. Me refiero en términos de rentabilidad laboral, ya que me considero un firme defensor del hedonismo, del placer falsamente improductivo que provoca el perder el tiempo en una buena conversación, o  disfrutar de la puesta del sol en la playa, o leer el periódico a diario. Otra cosa es lo que se refiere a la agenda de una empresa, no digamos ya si esa empresa es pública o si, directamente, es la agenda de un político. Sigue leyendo